El título de “los mejores discos de 2015″ puede llegar a ser algo engañoso, ¿quién dice que un disco es mejor que otro?, en realidad lo correcto sería titular el post como “Los 25 discos que más le gustaron a los colaboradores de Sonisfera.com en 2015, ordenados del mas pasado al menos pasado”, pero resulta un nombre muy largo y poco ortodoxo.

Hecha esta aclaración solo podemos decir que 2015 fue un año realmente emocionante plagado de sorpresas sonoras, retornos inesperados y definitivamente sonidos extremos y mucha psicodelia. Fueron muchos discos buenos que tuvimos el privilegio de disfrutar, pero son también otros muchos que seguramente no pudimos apreciar cómo se debía. A continuación les compartimos nuestra selección de 2015 no sin antes pedirles que nos compartan sus conteos personales de lo que para ustedes fue lo mejor de este año.

 25. Slayer – Repentless 

slayer-repentless-album-cover-art

Tras muchos altibajos y cambios en su alineación, Araya y King decidieron continuar remando hacia adelante para mantener en alto el nombre de una de las bandas más emblemáticas del trash metal. No hay duda que Repentless venia cojo desde antes de ser concebido y que además había mucha expectativa alrededor, tras 6 años sin nuevo material. Es cierto que no estamos ante un Hell Awaits o un South of Heaven sin embargo la fuerza que caracteriza a la cuarteto de California se mantiene con canciones como “Repentless” o “Implode”, le falta mucho pero tenemos que ser conscientes que Hanneman y Lombardo ya no están y que aun así lograron un buen disco. Solo esperemos tener Slayer por mucho más tiempo.

24. Graveyard – Innocence and Decadence

Graveyard

Blues psicodélico es la mejor forma de describir a los suecos de Graveyard, quienes regresaron con Innocence & Decadence, su quinto trabajo de estudio. Sin inventar nada nuevo ni revolucionar la música, simplemente logran conjugar de gran forma el blues, la psicodelia setentera y el rock visceral. En su nuevo trabajo continuaron por la misma línea, música perfecta para relajarse y dejarse llevar por el mundo del rock n’ roll.

23. Public Service Broadcasting – The Race For Space

PSB

El dúo británico Public Service Broadcasting regresó este año con su segundo trabajo de estudio, The Race For Space. Un disco que se convierte en una fiesta atravesando el espacio, donde los cosmonautas Gagarin o Valentina se convierten en los protagonistas del baile. Sin duda una pieza pop-rock con elegantes guitarras electrónicas que resalta por su originalidad.

22. The Dead Weather – Dodge & Burn

TDW

En su tercer trabajo de estudio The Dead Weather deja de sonar como un proyecto alterno de sus integrantes para consolidarse como una entidad con personalidad propia. Es palpable la evolución del proyecto como banda ya no solo se limitan al blues rock garagero sino que asumen riesgos como en “Three Dollar Hat” o “Impossible Winner”. Sin duda alguna su trabajo más completo.

21. Mondo Drag – Mondo Drag 

MD

Cinco años pasaron para poder tener material nuevo de Mondo Drag, quinteto californiano que de forma sorprendente logra conjugar la psicodelia y el progresivo. Activos desde el 2006 completaron su cuatro disco de estudio con este nuevo lanzamiento llamado simplemente Mondo Drag. La mezcla  de heavy, psicodelia, rock progresivo y rock n roll podría sonar algo pretencioso, sin embargo Mondo Drag logra simplificarlos generando atmosferas y paisajes únicos por donde simplemente hay que dejarse llevar.

20. The Amazing – Picture You

TA

La psicodelia de los suecos de The Amazing regresó este año con su tercer trabajo de estudio, el que seguramente se convierte en su punto más alto en su carrera. Con Picture You, logran demostrar que la psicodelia de los 60’s y el pop pueden ser muy buenos amigos. Durante 10 cortes nos llevan por un viaje a través del tiempo donde redescubrimiento es el principal protagonista.

19. Viet Cong – Viet Cong

viet-cong

Después de experimentos previos de algunos de sus integrantes se crea Viet Cong, un proyecto post-punk que muchos pensarían, es uno más de los que se lanzan todo el tiempo. Sin embargo el debut del cuarteto canadiense va más allá, su experimentación con pasajes oscuros, repetitivos y mucha psicodelia es algo que entra en la cabeza del oyente y no sale hasta que el viaje de 7 bien logrados cortes termine.

18. Muse – Drones,

muse-drones-portada

Ya son casi dos décadas en las que hemos sido testigos de la reinvención continua de Muse, quienes tras su estrellato en el 2006 con Black Holes and Revelations comenzaron a experimentar con diferentes sonidos. En el 2015 regresaron con Drones, su séptimo trabajo de estudio con el que al parecer intentaron volver a sus sonidos más primitivos, sin embargo después de escuchar el disco de forma detallada al parecer quisieron reivindicar algunas malas decisiones pasadas y hacer un recuento mejorado de lo malo y de lo bueno de su carrera. Un disco que deja muchas sensaciones, sin ser el mejor de los ingleses es un trabajo que se logra disfrutar de buena manera.

17. Tribulation – The Children of the Night

tribulation1-558x560

Tribulation es una banda que simplemente se ha dedicado a romper esquemas. Nacidos de la vieja guardia del Death Metal sueco, han ido transformándose hasta llegar a un sonido auténtico, dificil de encasillar en algún sub-genero del metal. The Children of the Night es el producto final de todas esta transmutación, con algunos trazos de su base en el Death, con voz gutural y ritmos que se pasean entre el rock clásico y el heavy han creado una pieza de metal que así no podamos encasillar si podemos disfrutar los amantes de los sonidos extremos.

16. Steven Wilson – Hand Cannot Erase

SW

Algo que tenemos claro es que todo lo que toca Steven Wilson se convierte en oro; constante en su trabajo como productor o en proyectos como Porcupine Tree, Blackfield, No-Man entre otros y en su carrera como solista que este año completó 4 trabajos con Hand Cannot Erase. Una catedra más a la música progresiva que solo un genio como el gran Steven Wilson nos puede brindar.

15. Vhöl – Deeper Than Sky

Vhol-Deeper-Than-Sky-44756-1

La gran virtud del segundo disco de Vhol radica en tomar un género como el speed metal de la vieja escuela, en el cual parecía que todo ya se había dicho, y llevarlo a nuevos territorios sonoros. Conformada por miembros de agrupaciones de diferentes contextos del metal (Agalloch, Yob, Hammers Of Misfortune) la agrupación prepara una infusión sonidos que combinado con el impresionante trabajo vocal de Mike Scheidt hacen de Deeper In The Sky un trabajo poderoso y revitalizante.

14. The Chemical Brothers – Born In The Echoes

Tch

Esta nueva reunión de Ed Simons y Tom Rowlands tiene como única función hacer estallar las pistas de baile con su sonido electro dance, con el que han hecho vibrar a su público durante alrededor de 25 años. Born in The Echoes cuenta con 11 canciones repletas de atmósferas sintéticas y épicas cacofonías que llevan al oyente a paisajes mentales siderúrgicos y trastornados de los cuales no queda más remedio que sumergirse y vibrar al compás de sus beats entrecortados. En definitiva: todo un deleite para los amantes de la música electrónica.

13. Godspeed You! Black Emperor – Asunder, Sweet And Other Distress

GYBE

Solo cuatro canciones bastan para poder viajar de la mano de Godspeed You! Black Emperor, quienes con su quinto álbum continúan con su característica linea llena de psicodelia y experimentación. Ellos mismo se dirijieron a este nuevo trabajo como el más enfocado y el que mejor suena en su discografia, con lo cual estamos de acuerdo, sin embargo escuchar a Godspeed You! Black Emperor es algo que siempre será muy personal.

12. Tame Impala – Currents 

TameIMpala

“Si puedo convencer a unos pocos roqueros acérrimos que los sintetizadores de los 80’s pueden funcionar con las baterías de los 70’s, si puedo ayudar a ver más allá de la cuadriculada sicología tradicional, entonces el rock ha cumplido una misión”. Así se refiere Kevin Parker, mente maestra detrás de Tame Impala, sobre el viraje sónico en su nuevo álbum. Puede que la distorsión de las guitarras brillen por su ausencia y que la banda de un paso adelante hacia el pop, pero el sustrato sigue allí, esa exquisita sicodelia no ha desaparecido, solo ha cambiado de forma.

11. Kamasi Washington – The Epic

KW

Tomando la posta del legado de john Coltrane u Ornette Coleman entre otros, este artista estadounidense se presenta como una bocanada de aire fresco para la escena jazzera actual. The Epic hace justicia a su nombre, en formato de triple disco (!) y  poco más de tres horas de duración Kamasi Washington da una muestra de virtuosismo e innovación en un género en el que a veces parece que todo está dicho. “The Message” y “Askim” son cortes imprescindibles para empezar digerir este exquisito banquete auditivo.

10. Iron Maiden – The Book Of Souls

the_book_of_souls_album

Sería injusto comparar The Book Of Souls con la discografía clásica de Iron Maiden: Cada disco tiene su contexto y su momento. Desde la reincorporación de Bruce Dickinson a la agrupación en 1999 este es sin duda su mejor y más completo trabajo a la fecha. Un recorrido de once temas con guiños al rock ochentero (Speed Of Light),  las marcas registradas de la casa (Death or Glory), baladas poderosas (The Man Of Sorrows), cortes épicos (Empire Of The Clouds) y todos los elementos que reafirman la vigencia de Maiden.

9. Deafheaven – New Bermuda 

deafh

Independiente de toda la polémica que se pueda generar alrededor de Deafheaven, porque sea o no black metal o post-metal o post rock o lo que sea, es una de las bandas que más ha sorprendido en los últimos años por la capacidad de mezclar influencias muy variadas y crear paisajes sonoros únicos. New Bermuda es nuevo ejemplo de esto, un disco que hace viajar a los oyentes por paisajes hermosos pero también encontrarse con las bestias más profundas de su subconsciente.

8. Moon Duo – Shadow Of The Sun

Moon Duo

El dúo “lunático” de San Francisco compuesto por Ripley Johnson y su pareja sentimental Sanae Yamada no nos defraudó con su tercer trabajo de estudio Shadow Of The Sun. Un disco que entra y sale de nuestra cabeza como quiere; llevándonos a un frenesí único donde todos los estados del ser pueden ser protagonistas.

7. Faith No More – Sol Invictus

faith-no-more-sol-invictus-album-cover-art

Casi 20 años tuvieron que pasar para que Faith No More rompiera el silencio y nos deleitara con nueva música. Puede que no sea el álbum cumbre de su carrera, sin embargo las ansias por la larga espera y saber que regresaban le dan a Sol Invitus ese toque de una banda que marco una época en los noventas. Solo nos queda esperar que este regreso sea una nueva etapa, como lo sugieren en “From The Dead” canción con la que cierran el disco, “Bienvenido a casa amigo…..de vuelta de la muerte”.

6. The Sword – High Country

TheSword

The Sword es la confluencia de muchos mundos, donde el resultado se podria llamar como un “stoner progresivo”. En su quinto trabajo de estudio, High Country dejan esto claro, guitarras llenas de virtuosismo con percusion poderosa y una voz que nos regresa en el tiempo. Sin duda una pieza de rock n roll que debe estar en la colección de cualquier amante de este genero.

5. Drenge – Undertow 

drenge-undertow

Poderosamente roquero es la frase para describir el nuevo trabajo discográfico de Drenge, el dúo inglés que aparece como esas bandas que en estos tiempos de sequía intentan demostrar que el rock no ha muerto ni morirá. Rescatando raíces del rock, el blues, lo mejor del grunge y hasta algunos trazos de trash logran un disco con 11 cortes que definitivamente no se pueden perder.

4. Foals – What Went Down

Foals

Sin palabras nos hemos quedado ante la evolución de Foals, una evolución que sin duda se venía venir. En su cuarto trabajo de estudio, What Went Down dan catedra del momento que vive el rock. Un disco con diez cortes donde viajamos por todos los estados, llenándonos de rabia o sintiendo intima cada fibra de nuestro cuerpo. Este trabajo es en conclusión una cima muy alta que alcanzaron los ingleses con un carrera aún muy corta.

3. Blur – Magic Whip 

Blur

Para una banda en retiro el camino mas fácil para su regreso es juntarse, hacer la gira de la nostalgia y desaparecer de nuevo. Lo realmente difícil es refrendar este regreso con un nuevo disco que haga justicia a su historia. Pero estamos hablando de Blur, una agrupación que sabe tomar riegos y salir triunfador en el intento. The Music Whip es un ejemplo claro de este talante, un trabajo discográfico que no solo está a la altura de la carrera de la agrupación británica sino que compite como uno de sus mejores discos a la fecha. Se persibe un Damon Albarn haciendo música desde la comodidad del hijo pródigo que vuelve a casa haciendo equipo con la afilada guitarra de un Graham Coxon en su mejor momento. Canciones como “Ice Cream Man” o “Lonesome Street” son verdaderos deleites sonoros.

2. Ghost – Meliora

Ghost

Ghost regresó de la mano del Papa Emeritus III con su tercer disco de estudio, Meliora. Toda una obra de arte que muestra la evolución de una banda que desde sus principios hizo revolución. Un disco con bases de rock clásico, con guitarras estridentes, letras apocalípticas, oscurantismo y misticismo que lo convierte seguramente en el mejor disco de los suecos.

1. Föllakzoid – III

Foll

En su tercera entrega discográfica la agrupación chilena da continuidad a su expansión sónica. Con cuatro cortes que no bajan la marca de los diez minutos Föllakzoid logra crear atmósferas y texturas en donde mantras sonoros creados al rededor de riffs de guitarras espaciales se complementan con voces etéreas y sintetizadores hipnóticos . “III”  es una nebulosa de psicodelia y experimentación rock que flota en medio del espacio.

Comentarios

comments